Hay organismos vivos, que en determinadas ocasiones pueden dañar las plantas, afectando al entorno y al diseño del jardín.

Insectos

Los insectos son animales invertebrados, con la particularidad de tener un alto poder de reproducción, y, una gran movilidad por su entorno, lo que facilita su dispersión, lo que se puede convertir en una plaga, lo que hace peligrar la estructura de nuestro jardín

Su reproducción generalmente es sexual, con desarrollos, diversos:

-Huevos, larva, Pupa.

-Individuos igual que sus progenitores, en este caso de un tamaño más pequeño.

-Ninfas.

Los insectos se pueden clasificar en varios tipos, atendiendo diferentes aspectos.

También existen insectos depredadores beneficiosos para las plantas como:

La Mariquita de siete puntos (Coccinella septempunctata) Un Coleóptero, cuyos individuos tanto en estado larvario como adultos son depredadores de los pulgones.

Las Abejas, cuya función más que conocida como insectos polinizadores, y productores de miel.

Avispas como la (Encarasia Formosa) que se convierte en una parasita de las larvas de la mosca blanca, donde deposita sus huevos, controlando así la población de mosca blanca.

Los ácaros

Los conocemos como las típicas arañas, sus tamaños varían entre 0,1 y 10 mm, lo que hace que las más pequeñas, sean prácticamente invisibles para el ojo humano, pero muy dañinos para nuestras plantas y provocan un gran daño para el entorno paisajista.

Los hay, que se alimentan, mediante la succión  de savia de las plantas, lo que causa una debilitación de la misma y la posible muerte. Es el caso de la araña roja. Solo es posible detectarla, por el debilitamiento de la planta, y, el aspecto amarillento en las hojas. Si sacudimos las hojas de la planta, sobre una hoja de papel en blanco, esta se llenara de unos puntos, de color rojizos, que si  miramos con atención, se moverán.

Existen otros ácaros, depredadores de otros ácaros, y ácaros depredadores de insectos. Estos, reducen la población de las plagas, son considerados como beneficiosos.

Los moluscos

 Los Caracoles y los Límacos (babosas), son animales invertebrados, que viven principalmente en zonas húmedas, de una rápida reproducción. Que se alimentan principalmente de las hojas de las plantas, y se extienden rápidamente por la estructura del diseño del jardín.

Los miriópodos

El más conocido y representativo es el ciempiés.

Son animales invertebrados con un gran número de patas (de 18 a 500 de pendiendo de la especie), la mayoría no les gusta la luz, por lo que viven debajo de las piedras y la hojarasca.

Los vertebrados

Son animales vertebrados (con sistema óseo), que pueden causar daños a las plantas, y grandes destrozos en el entorno del jardín:

-Pájaros, que renueven la tierra, comen los granos y frutos.

-Mamíferos como ratas, ratones, topos e incluso Jabalís.

Hongos, bacterias y virus

-Los hongos, son organismos, que crecen en forma de filamento, no pueden realizar la fotosíntesis por lo que tienen que colonizar otros organismos para poder alimentarse y así poder proliferar.

Los hay beneficiosos paras las plantas, con las que viven en simbiosis como las micorrizas,  u otros  que descomponen la materia orgánica.

En cambio otros se instalan en las plantas causando múltiples lesiones, y provocando la debilitación, hasta muerte de la planta.

-Las bacterias, son micro organismos unicelulares Procariotas, se encuentran en cualquier tipo de materia orgánica, y necesitan un huésped para su alimentación, ya que no pueden realizar la fotosíntesis.

Los síntomas en las plantas después de una infección por bacterias se manifiestan como heridas que desprenden fluidos aceitosos, infecciones vasculares, tumores o cualquier crecimiento de desordenado, por la modificación del ADN

-los virus. Son entidades biológicas de pequeñas dimensiones, compuesta por una estructura sencilla y básica (ácidos nucleícos  y proteínas), que necesitan vivir en el interior de otro organismo para su reproducción.

No pueden entrar por si mismos dentro de las plantas, se introducen con las herramientas de poda, por insectos vectores (atreves de la herida que producen, al chupar la sabia, se introduce el virus) que casi siempre lleva el insecto en su cuerpo. O por las técnicas de cultivo como los injertos.

Los tratamientos contra plagas que afectan al diseño de nuestro jardín

En Naturalgardens pensamos que mejor tratamiento para el medio ambiente, es el tratamiento de depredación natural, que no aporta elementos nocivos al medio, como este proceso se da de forma natural. Cuando se crea una plaga, tendremos que intervenir, lo haremos siempre de la manera más eficaz y segura, para las personas, animales  y medio ambiente.

Aplicar productos fitosanitarios según la legislación vigente, requiere haber aprobado unos cursos especializados a tal efecto, y estar en posesión de una tarjeta de aplicador, no obtente, las marcas de fitosanitarios, ponen a la venta en centros comerciales y centros especializados en jardinería, productos en formatos pequeños para su aplicación no profesional, que no dejan de ser peligrosos y nocivos para el medio ambiente, su mal uso puede de cambiar la fisonomía del jardín y el aspecto paisajista.

Siempre que se pueda, recomendamos usar productos ecológicos, como el jabón potásico, el extracto de ortiga, aceite de nim, azufre, cobre, hierro, etc..

Insecticidas.

Un insecticida es un compuesto químico utilizado para matar insectos. El origen etimológico de la palabra insecticida deriva del latín y significa literalmente matar insectos. Es un tipo de biocida. El aceite nim es un buen insecticida natural, con poca repercusión para el medio ambiente, al igual que el jabón potásico, y la combinación de ambos en aplicaciones por separado, asegura un buen resultado.El extracto de ortiga tiene muchas propiedades, insecticida cuando no está fermentado, abono cuando esta fermentado.

Tanto el azufre, cobre ,hierro se ha empleado a lo largo de la historia para la desinfección del terrenos, para atajar las plagas de hongos en los cultivos y  equilibrar las carencias. Uno de los problemas  de los productos naturales, y preventivos, es que, hay que aplicarlos, de forma más regular, prácticamente todas las semanas durante el periodo activo de las plagas. Al absorber estos productos, las plantas, también actúan sobre los hongos.

Fungicidas.

Los fungicidas son sustancias tóxicas que se emplean para impedir el crecimiento o eliminar los hongos y mohos perjudiciales para las plantas, los animales o el hombre. Todo fungicida, por más eficaz que sea, si se utiliza en exceso puede causar daños fisiológicos a la planta.

El extracto de cola de caballo es uno de los tratamientos ecológicos más empleados para combatir los hongos habituales en las plantas. Sobre todo es eficaz como preventivo, gracias a su alto contenido en sílice y azufre actúa previniendo contra el mildiu, el oídio y otros hongos habituales de las plantas hortícolas. Además tiene propiedades estimulantes del crecimiento de las plantas.

Desde Naturalgardens recomendamos que  antes de aplicar cualquier producto fitosanitario químico, pasar  con una  manguera a presión (agua), (también vale en la ducha)  para reducir la población, de insectos, arañas, etc. Tenemos que tener en cuenta que por ejemplo las arañas rojas, tiene una generación cada dos días, con lo cual, cuando se aplica el tratamiento, mueren los adultos y en dos días nace la nueva generación, porque  huevos que no se destruyen,  con lo cual, el tratamiento hay que realizarlo casi a diario.

Con una limpieza diaria, con agua a presión (en forma de ducha), reducimos la población hasta su exterminación, en prácticamente una semana, repitiendo el proceso todos los días, y sin aplicar ningún producto fitosanitario. En el mercado existen productos químicos para el control de plagas, pero exterminan todos los insectos, los que queremos eliminar y los que no, como las abejas, mariquitas, etc.

Valorar, lo nocivo de los productos con el medio ambiente,  las dificultades de la eliminación de producto y embases,( no dejan de ser un VENENO), incluido para nuestras mascotas.