Si te estás planteando cambiar los muebles de tu terraza o jardín para disfrutar del buen tiempo te recomendamos que tengas en cuenta algunos consejos que seguro te ayudarán a acertar.

¿Qué tipo de mueble?

Primero tendremos que ver qué tipo de muebles tenemos en el interior de nuestra casa, es importante que los muebles del interior y el exterior combinen, este es uno de los aspectos que más se suele olvidar en la mayor parte de hogares.

Una vez que conocemos el estilo de los muebles del interior, sabremos como armonizar los nuevos muebles del jardín o terraza.

Lo siguiente que tendremos que tener en cuenta es el espacio disponible. Es importante que adquieras el mobiliario pensando en sacar el mayor partido posible al sitio que tienes. No es lo mismo disponer de un pequeño porche en el cual tendremos que jugar de forma maestra con los espacios disponibles. Que el caso de tener espacio de sobra, ya que entonces las opciones de elección de muebles son infinitas.

El material idóneo

El gran problema que plantean estos muebles es que al pasar la mayor parte del tiempo al aire libre expuestos a factores meteorológicos y sobre todo al sol, es normal que se deterioren con facilidad. Es muy importante tener en cuenta no sólo el diseño y la distribución que quieres, sino también el tipo de materiales con los que están fabricados, pues de ello va a depender que los muebles duren más o menos.

En cuanto a los materiales ideales para tus muebles de jardín te recomendamos la madera, la resina o la fibra sintética.

Los muebles de resina y fibra sintética han sido los últimos en hacer su aparición en el mundo del mobiliario exterior. La calidad es buena y sobre todo ofrecen muy buena resistencia a la intemperie. El mantenimiento es fácil y no resultan caros.

Si eres más clásico y prefieres la madera, tienes que tener en cuenta que tipo de madera buscas. El mejor tipo de madera para los muebles de jardín es la teca. El mantenimiento es relativamente sencillo, sólo necesitas limpiarlos cada cierto tiempo y darles un poco de aceite especial para proteger la madera y reavivar el color.