¿Has oído hablar del estilo Wabi Sabi? Esta estética oriental se basa en la apreciación de las formas naturales y los cambios del paisaje. En estos jardines se imprimen el paso del tiempo, espacios que reivindican los materiales naturales.

Esta tendencia ha llegado pisando muy fuerte. Su encanto protagonizado en la imperfección de lo orgánico no deja de conquistarnos. Sentirte en medio de un ambiente que abraza el paso del tiempo nos hace sentir más equilibrados y llenos de energía.

Ahora vamos a indicar unas pequeñas claves en las que poder inspirarnos.

1.Respira

Un espacio amplio no debe llenarse de elementos. Si queremos que nuestro patio sea wabi sabi debemos basarnos en diseñar con lo imprescindible, pero sin regirnos por una geometría establecida como caracteriza el minimalismo en jardines. Debemos dejar que las formas naturales fluyan.

2. Personalidad de los materiales

Caracter, huella del paso del tiempo, robustez, elegancia … son muchos los beneficios de utilizar materiales naturales y mostrarlos en su versión más natural.

3. Muebles y elementos con diseño natural

Si queremos que nuestro espacio de relax sea perfecto debemos colocar muebles de exterior acordes a nuestro estilo. Como complementos decorativos podemos pensar en elementos de agua, como fuentes de aspecto sencillo, pequeñas esculturas o elementos naturales con mucha personalidad.

 

4. Dejar que el exterior entre en el interior

El vínculo con la naturaleza es básico para el wabi sabi. Si nos hemos decidido por esta tendencia debemos pensar que el interior de nuestra casa debe ser coherente con el exterior. Deja que las plantas formen parte del hogar.