Actualmente la decoración no tiene límites y esto impulsa a salir de lo conocido y convencional, para apuntar a opciones más innovadoras. Esto se ajusta tanto al interior de una vivienda como al diseño de su espacio exterior, el cual muchas veces se ve relegado.


El paisajismo ha evolucionado mucho, ya no es necesario tener un amplio terreno para lograr gozar un jardín verde y frondoso, lleno de vida y de flores. En las claves de un jardín vertical no importan los metros cuadrados con los que cuentes, es totalmente posible llevar un poco de naturaleza a tu jardín trasero, porche, terraza o a la fachada de tu hogar.

En exterior

Si la arquitectura exterior de tu hogar necesita una reforma, tal vez un jardín vertical sea una alternativa. Por ejemplo, para jardines con muros vistos, sin setos perimetrales, es una solución muy conveniente. En estas paredes exteriores pueden combinarse diferentes tipos de plantas y flores.

Pero esta clase de diseño de jardines es muy versátil, por lo que puede adaptarse fácilmente a áticos con terrazas e incluso un balcón.

En el primer caso, dependiendo del espacio se puede optar por jardineras junto a un muro verde cubierto de flores. En segundo caso, suponiendo que quieras un rincón verde acogedor en tu balcón, hay muchas opciones, se puede cubrir por completo de verde y colores florales una pared, plantar diferentes plantas en una estructura moderna de pequeños módulos colgantes o Incluso hacer de la barandilla un mini jardín es posible, utilizando plantas trepadoras y colgantes.

En interior

No solo el exterior de tu casa puede beneficiarse de esta opción, tener un patio interior es complemente posible con las plantas y el diseño adecuado. Igual que las alternativas anteriores, también puede instalarse un jardín vertical tanto en un amplio espacio como en no más de 2 metros.

Para un jardín interior hay diferentes opciones de diseño, cubrir un espacio con un panel de madera en forma de persiana con diferentes plantas, dividir un ambiente con una pared construida únicamente para la naturaleza o incluso una estructura en forma de jardineras aéreas es una alternativa.

Lo importante en todo caso, sea en el interior o en el exterior de tu vivienda, es la estructura, el soporte, la irrigación de las plantas, que se suministre los nutrientes adecuados y un óptimo suministro y recogida de agua. Por supuesto, todo esto está contemplado dentro de cualquier proyecto paisajístico.

La jardinería puede ser parte de la decoración y esta opción ofrece una visión estética muy moderna, innovadora, personalizada y también ecológica que permite tener un poco de verde en los hogares, especialmente en las ciudades.