Hoy en día la mayoría de nosotros vive en ciudades y núcleos urbanos superpoblados, donde el anhelo de muchos es tener su propio espacio verde, pero las soluciones de viviendas plurifamiliares no satisfacen esta demanda. Aún así no debes renunciar a esta idea, simplemente debes  dejar que el jardín entre en el interior de tu hogar y de tu oficina. Aquí te mostramos 10 ideas que te encantarán.

1. Las escaleras pueden ofrecernos espacios perdidos que podemos utilizar para diseñar jardineras o franjas ajardinadas. Podemos colocar especies de crecimiento vertical, como el bambú, para enfatizar la altura.

Si lo que tenemos es una planta abalconada sobre un espacio de doble altura, sería ideal utilizar ese balcón para poner una masa vegetal en cascada. Sin duda será un gran diseño que llamará mucho la atención.

diseño-jardines-barcelona

Otra opción es aprovechar el final de la escalera para colocar una jardinera. Rematará la subida y será un excelente recibidor a la última planta.

small-indoor-garden-ideas-22-indoor-garden-ideas

2. Y el espacio residual por excelencia, el hueco bajo la escalera puede ser el rincón perfecto para crear un pequeño jardín con una combinación de especies que dé un toque natural.

3. Si disponemos de un hall amplio, podemos organizar el espacio y diseñar unos espacios ajardinados que enmarquen la entrada. Si queremos que el mantenimiento sea mínimo podemos optar por especies como cactus, combinados con grava o rocas de estética atractiva.

paisajista-estilo

4. En casos en que la entrada a nuestro edificio o nuestra oficina ya está muy optimizado, siempre hay soluciones si el diseño se adapta a las condiciones. Unos buenos aliados pueden ser las jardineras pequeñas, combinadas con otros elementos de mobiliario, y los jardines verticales. Esas paredes cuyo único fin era delimitar el espacio, convertirán el espacio que rodean en un pequeño paraíso.

5. Los jardines verticales interiores son perfectos para paños verticales libres, en los que no tenemos proyectado ningún elemento. Quizás en una casa esta opción es más complicada si no disponemos de una vivienda de grandes dimensiones. Pero siempre habrá algún elemento donde poder desarrollar esta polivalente opción, como en este caso, donde una columna se ha transformado en el jardín que da oxígeno a esta casa.

6. Si no queremos complicarnos mucho con la instalación de nuestro jardín, siempre tenemos opciones más sencillas donde poner el alza el estilo de nuestra casa. Pequeñas estructuras jardinera donde colocar unas plantas y unos complementos de decoración pueden hacer un rincón atractivo y acogedor.

estudio-paisajismo-barcelona

7. Y para casas pequeñas, siempre nos quedará el alféizar de la ventana, un espacio idóneo para colocar una pequeña creación natural. Pequeña, encantadora y vital.

landscaper-girona

8. Si desea ver árboles extendiendo sus ramas sobre el campo, ¿qué tal una versión mini? Un árbol bonsai ofrece la misma impresionante imagen que sus hermanos mayores, y una base cubierta de musgo recrea una ladera ondulante.

9. En lugares donde la actuación debe ser mínima pero con estilo, podemos pensar en diseños delicados y muy cuidados, como un sistema de pequeños maceteros colgantes o jarrones suspendidos. Ideal para una tienda. Une estilo y limpieza.

diseño-jardines-girona

 

10. Y para espacios diáfanos como ocurren en algunas oficinas, podemos plantear opciones a escalas mayores, con plantas, árboles, láminas de agua, incluso pequeños caminos para poder disfrutar del interior del jardín.