No caigas en la mala costumbre de pensar que las terrazas, los porches o incluso los jardines son lugares del hogar que sólo pueden disfrutarse mientras haya sol, durante el verano o la primavera. Una vez que comienzan a caer las hojas en otoño y empieza el rico frío de invierno, no tienes por qué refugiarte dentro de tu casa. ¡Al contrario! Es un momento ideal para reunir a tus amigos y familiares en tu terraza y disfrutar las fiestas.

¿Quiéres saber más?