Menú

Blog & Ideas

Jardines

¿CÓMO ILUMINAR TU JARDÍN?

Uno de los momentos más especiales durante el buen tiempo es disfrutar de nuestro jardín con el encanto de la noche. Por ello es vital tener este aspecto en cuenta a la hora de diseñarlo, eligiendo cuidadosamente las especies que colocaremos y que pueden aportar un extra de aroma y frescor nocturno. Y sin duda, también es básico elegir adecuadamente la iluminación artificial para darle un toque atractivo y acogedor.

La iluminación tiene dos funciones diferenciadas: una claramente práctica y otra de carácter ambiental o inspirador. Siguiendo este principio básico y la disposición de nuestro jardín, tenemos que estudiar dónde colocar los puntos de luz y decidir qué tipo de iluminación tendrán.

A continuación haremos una pequeña descripción sobre 3 tipos básicos que pueden representar prácticamente a todos los puntos de luz.

Iluminación práctica o general

Cuando se trata de un jardín en el que no hemos proyectado rincones íntimos, podemos decidirnos por luces que permitan cubrir espacios amplios.

Existe una gran cantidad de tipos, desde focos que definen más el haz de luz hasta lámparas o reflectores que lo harán de una manera más difusa.

También debemos tener en cuenta la temperatura de color, un aspecto que nos podrá dar distintos efectos y sensaciones.

Iluminación de ambiente

Se trata de una luz más delicada, sin tanta intensidad y en lugares concretos, donde queremos crear rincones acogedores o resaltar una parte concreta del jardín.

Las podemos encontrar de todo tipo de intensidades, colores y formas. El objetivo no es tanto iluminar, sino dotar de cierta magia a nuestro espacio natural, crear ambientes donde poder relajarnos y también realzar las partes más atractivas del jardín.

 

Iluminación escénica o de acento

Este tipo de luz es la adecuada para realzar espacios puntuales. Podemos conseguir muchos efectos intercalando estos puntos de luz entre los elementos de nuestro jardín.

paisajistas-barcelona

A veces los mismos puntos de luz pueden ser un elemento protagonista en sí, adquiriendo un aspecto escultórico y dando carácter al espacio. Existen infinidad de diseños, tradicionales y vanguardistas, para los que quieren dar un toque elegante o para los que desean un aire moderno y arriesgado.

Luces diferentes para distintos momentos, distintos espacios, distintas sensaciones. Todas ellas igual de importantes y de necesarias para convertir un jardín en un pequeño edén personal, protagonista en nuestras noches de verano.

 

Jardines

VENTAJAS DEL CÉSPED ARTIFICIAL

El césped artificial está cada día más presente a patios y jardines. Pero no se debe a una moda, sino que esta tendencia ha llegado gracias a las grandes ventajas de este tipo de césped.

Actualmente, los avances tecnológicos en materiales y sistemas de montaje han permitido lograr tipos que se asemejan totalmente al césped natural. Incluso la experiencia táctil se acerca a la sensación de la hierba y su capacidad de adaptación a cualquier forma y orografía hace que sea una de las mejores opciones para todo tipo de diseños.

Las grandes ventajas del césped artificial hacen que él una magnífica opción para todo tipo de jardines, patios interiores e instalaciones deportivas. ¿Quieres saber cuáles son sus puntos más fuertes?

El mantenimiento es mínimo y muy sencillo. Necesita muy pocos cuidados para estar perfecto y el ahorro de agua frente al césped natural es evidente.

No hay ningún lugar ni diseño al que no se pueda adaptar. Siempre hay una solución y puede ser más sencillo que colocar césped natural, consiguiendo que la zona verde sea uniforme.

Su resistencia hace que no debamos preocuparnos por la radiación solar o las inclemencias meteorológicas. Si hemos llevado a cabo correctamente la instalación no tendremos problemas de encharcamiento o irregularidades. Y tampoco hemos de temer por su capacidad ignífuga, ya que los nuevos materiales tienen una gran capacidad frente a la propagación de los incendios.

Aunque el precio de su instalación puede ser más elevado que el del césped natural, en poco tiempo comprobaremos la rentabilidad, ya que el ahorro en los gastos fijos de mantenimiento es evidente.

Sin duda, este césped va ganando terreno y su elección está supeditada a las circunstancias del lugar pero también al gusto personal. Ambas opciones son excelentes para poder disfrutar de una zona verde y en cualquiera de ellas debemos consultar con un especialista y encontrar la más adecuada a nuestras necesidades y preferencias.

 

Plantas

DISFRUTA DE TU PROPIO HUERTO ¡VERTICAL!

Tener un huerto vertical en un pequeño espacio para plantar algunas cosas que nos gusten es toda una tendencia. Nos permite disfrutar cuidando de su crecimiento y producción, y además es una forma de tener un jardín o terraza diferente, con un aspecto natural y acogedor.

Canal-de-plastico

Estos jardines verticales destinados a la huerta tienen la gran ventaja de poder ahorrar espacio. Sólo necesitamos una pared o zona en la que poder instalarlo. Es importante el lugar de nuestra plantación, ya que es bueno que la luz del sol la ilumine, que sea fácil de regar y que no reciba heladas si vivimos en una zona con esta posibilidad.

Para instalar nuestra huerta personal vertical es necesario crear una estructura. Puede hacerse con diferentes materiales (celosías de madera, de plástico, macetas colgantes, sistemas textiles, …).

Como-hacer-un-jardín-colgante-casero-5

Una vez que tenemos preparada nuestra estructura casera o realizada por un profesional, debemos preparar la tierra, preferiblemente utilizaremos variedades preparadas para este fin y las enriqueceremos con abono. Si tenemos pensado plantar hortalizas, debemos tener en cuenta que estas especies necesitan más profundidad, con un mínimo de 25 cm.

El siguiente paso será plantar las semillas o los plantones si no queremos tener problemas con la nascencia de las plantas, algo que siempre es muy delicado. Podemos tener nuestro pequeño invernadero para madurar los plantones o comprarlos en su momento óptimo para trasplantar. Es muy interesante combinar por zonas distintos tipos de plantas, aromáticas, hortalizas, medicinales, …

Los huertos llaman nuestra atención en primavera, pero pueden ser reutilizables el resto del año si los cuidamos y sembramos especies acorde a cada temporada, sin necesidad de construir una nueva estructura, únicamente adquiriendo más humus y enriqueciéndolo a medida que las plantas necesitan de nutrientes.

Design

MUEBLES ORGÁNICOS PARA EL JARDÍN

Ahora que el buen tiempo ha llegado, por fin podemos comenzar a disfrutar de nuestro patio y pasar tiempo al aire libre. Salir de casa y poder respirar, relajarte mientras lees un libro al sol o compartes una comida con tu familia, es un lujo al alcance de aquellos que disponen de jardín o terraza.

Si eres uno de esos afortunados, aprovecha esa oportunidad y ten a punto tu rincón natural. Para ello, además de cuidar exhaustivamente de los espacios verdes, jardineras y demás unidades vegetales, tenemos que poner mucho mimo en cómo elegimos el mobiliario de exterior.

Una de las últimas tendencias es el estilo orgánico. Llevar los materiales naturales y las formas de la madre naturaleza al diseño. La ecología no está reñida con el estilo, de hecho cuando se unen obtienen resultados atractivos y chic.

diseno_jardines_girona

Uno de los materiales más naturales en su concepción y su apariencia, es la madera. La podemos combinar con lacados en su acabado y otros elementos de materiales fenólicos.

paisajismo_estudio_barcelona

Otro de los aspectos más importantes de la ecología es el reciclado. Lo podemos llevar a nuestro jardín con alfombras de plástico reciclado o peculiares esculturas de ramas de castaño, deshechadas en su origen y convertidas en elementos singulares.

paisajista_barcelona

Combinar un elemento sintético con otro natural es sinónimo de éxito, como podemos ver en este sillón de aluminio cubierto de fibra sintética y a juego unos cojines de algodón natural.

paisajista_girona

Para nuestro rincón relax nada mejor que una hamaca ergonómica y 100 % natural de listones de teca. Un elemento cómodo y que desprende al resto del jardín una gran sensación de movimiento y naturalidad.

Y queremos terminar con un elemento divertido, para niños y adultos, un columpio troquelado inspirado en la naturaleza. ¿Te apetece subirte?

 

Jardines Medioambiente

CLAVES DE LA XEROJARDINERÍA

El agua es uno de los tesoros más importantes del planeta, y hacer un uso responsable de este es y será vital para combatir el problema de escasez que cada vez se hace más palpable, especialmente en los meses de verano. Por ello hoy os queremos hablar de la xerojardinería o xeriscape, un estilo de paisajismo que tiene como prioridad ahorrar el máximo de agua posible sin renunciar a tener un jardín bonito.

paisajista_barcelona

La xerojardinería nació en Estados Unidos en la década de los 70 como respuesta a una gran sequía. Sería en los 90 cuando esta tendencia llegó a Europa, también en un momento de escasez de lluvias. El agua es necesaria para cualquier planta, pero la xerojardinería propone un uso racional de la misma basándose en el conocimiento de las plantas, optando por aquellas que se adapten mejor al medio, y en el diseño técnico, ya que un jardín sostenible requiere de planificación previa.

landscaper_Barcelona

A continuación vamos a desgranar los principios básicos en los que se apoya la xerojardinería.

1 – Análisis del lugar

El estudio de las condiciones climáticas del lugar, la vegetación existente y las condiciones del suelo, es vital para realizar una buena planificación del jardín, ya que estas variables acotarán las especies a elegir, el sistema de riego y el diseño.

2 – Dividir el jardín en zonas

Tendremos que distinguir 3 tipos de zonas en función de las necesidades hídricas y estéticas de las mismas. Distinguiremos entre zona árida (donde se recibe la mayor cantidad de luz solar y están alejadas de elementos que la protejan), zona de transición (hará de vínculo entre las dos zonas límite) y zona oasis (se encontrará cerca de la edificación o de arbolado para beneficiarse de la caída de lluvia y de la sombra).

diseno_jardines_barcelona

3 – Selección adecuada de plantas

Elegir las especies que más se adaptan a las condiciones climatológicas no es sencillo. Para ello nos ayudará mucho conocer las variedades autóctonas del lugar. Entre las opciones que tengamos podemos hacer una combinación que nos ayude a diseñar un jardín con variedad de volúmenes y colores.

 

4 – Zonas verdes con sentido

En caso de que queramos colcocar una superficie de césped hemos de tener en cuenta que ha de ser de tamaño limitado, en una zona adecuada y que tenga una función, no sólo un relleno. De hecho, la mejor opción será optar por cultivar el pasto natural del lugar, mucho más fácil de mantener.

5 – Utilizar medios de riego eficientes

Debemos tener muy claras las necesidades de nuestro jardín, agrupar las especies en relación a la cantidad de agua que necesitan y diseñar un sistema de riego acorde. Hay que optar por sistema de mínimo desperdicio de agua como la microaspersión o el goteo, y completarlo con sensores de humedad que nos informen de si estamos aportando la cantidad de agua adecuada.

6 – Colocar cubiertas de suelo

Las cubiertas evitan la pérdida de agua en superficie y permite a la vez que el agua penetre con mayor facilidad hacia la zona de raíces, contribuyendo a evitar la erosión y la escorrentía.

 

Mostrar categorias
Up